16 de marzo de 2013

El jugador, Fiodor M. Dostoievskii


Editorial: Alianza
Traducción: Juan López-Morillas
Género: Clásicos, Narrativa
Páginas: 224
Publicada en 1867





Resumen

No hay nada de glamour en las salas de juego de la inquietante ciudad-balneario de Ruletenburgo; ni elegantes caballeros de modales refinados, ni vaporosas damas de belleza sin igual. Ni siquiera el brillo del oro apilado. Sólo hay chusma continental: haraganes y golfillas, representantes de la sinvergonzonería europea de alta alcurnia de la época. El ansia por conseguir dinero fácil se disfraza de noble desdén… hasta que la turbación generada por una joven rusa hace saltar por los aires las relaciones de todos. Ruina, demencia, odio, engaño y desengaño son sólo algunas de las explosivas turbulencias que un hombre, Alexei Ivanovich, desencadena en un paraíso cogido con alfileres. En el proceso, afloran algunas de las más agudas reflexiones del genial Fiodor M. Dostoievski, las cuales hoy provocarían a buen seguro más de una queja ante las representaciones diplomáticas de media Europa.


Fragmento de la obra

-¿Y tú, Alexei Ivanovitch, no has probado todavía la suerte?
- No, abuela.
-Pero cómo brillaban tus ojos. Lo he visto.
-Probaré, abuela, pero más tarde.
-¡Pon también al "cero"! ¡Ya verás! ¿A cuánto se eleva tu capital?
-A veinte federicos.
-Poco es. Te prestaré cincuenta federicos, si quieres. Toma este cartucho... Pero tú, amigo mío, es inútil que esperes que te dé dinero. -declaró, dirigiéndose al general.




Mi opinión

La historia se centra en una aristocrática familia rusa, que temporalmente esta residiendo en una ciudad-balneario alemana, en donde están dilapidando, día a día, su fortuna en el juego de la ruleta. La única salida que le queda a la familia para poder saldar sus deudas, es el inminente cobro de una herencia. Cuando parece que esta todo a punto de arreglarse, la abuela, que es quien estaba a punto de morirse, se recupera milagrosamente y aparece en escena, dispuesta a sumarse ella también a la nefasta especialidad de la familia: la ruleta. A partir de ese momento se desencadena una serie de acontecimientos impredecibles en los que varios personajes se ven, irrevocablemente sumergidos, en una caída abisal hacia los pozos profundos del alma humana. Una novela tan adictiva, como el tema fundamental que trata: la adición al juego.


Nota
8/10


  • ¿Has leído este libro? ¿Te gustan los clásicos?
  • Si quieres comentarme o añadir algo, estaré encantado de recibir tu comentario. Saludos.



2 comentarios :

  1. Gracias por recordarme este libro que leí hace muchos años en Bogotá. Creo que le diste una calificación adecuada pues Dostoievski describe fielmente el proceso sicológico de alguien atrapado por el juego, haciendo vivir al lector lo que pasa dentro de su ser.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Tejano. En otras partes del globo no lo se, pero en España, en los últimos tiempos hay una fiebre por el juego, que a más de uno le va a arruinar. Es un vicio feo y peligroso, como bien queda demostrado en la novela de Dostoivskii.

    ResponderEliminar