22 de marzo de 2014

ODESSA, de Frederick Forsyth

Editorial: DeBolsillo
Género: Thriller, policíaca
Traductora: Ana María de la Fuente
Páginas: 411
Publicado en 1972
Isbn: 978-84-9032-904-7



Hay libros que sin tener una calidad literaria abrumadora son excelentes por el mero hecho del entretenimiento que nos proporciona y por el vicio, casi insano, que nos provoca no poder parar de leer. Eso es exactamente lo que me ha sucedido a mi con ODESSA. Es un libro que me ha enganchado de tal forma que en apenas un par de días me leí las 411 páginas de las que consta. Pero lo mejor de todo es que una vez lo has leído te empiezas a preguntar que hay de real y que de ficticio en la novela y puedes acabar, como ha sido mi caso, varias horas buscando información en la red. El libro es una mezcla de novela histórica, de no-ficción y de novela pura y dura, casi se podría decir que a partes iguales. El caso es que ODESSA existió y gracias a esa organización, algunos de los criminales más sangrientos, principalmente los pertenecientes a la rama nazi de las SS, consiguieron escapar a Sudamérica, donde se les perdió el rastro, o continuaron viviendo en Europa, incluso en la propia Alemania bajo identidades falsas.


El libro de Frederick Forsyth se centra en uno de estos SS, Eduard Roschmann, que al ver que la guerra estaba perdida, y tras las atrocidades de las que era responsable, cambia de identidad para librarse de la cárcel o muy probablemente de una condena a muerte. El que fuera máximo responsable del gueto de Riga y comandante del campo de concentración de Kaiserwald en Riga (Letonia) es descubierto por Salomon Tauber, un antiguo prisionero del campo. Estamos en Hamburgo, han pasado 15 años pero Salomon no tiene ninguna duda, se trata de Roschmann. Salomon es un hombre decrepito y marchito, y en vez de denunciar lo que ha visto, acaba suicidándose porque cree que nadie va a creerle. Ahí es donde comienza verdaderamente la historia. Gracias a la mediación de un sargento de la policía, llega a manos de Peter Miller, un joven reportero freelance, un diario que encuentran en la casa de Tauber. El viejo judío ha pasado los últimos años de su vida escribiendo el diario y en el se relata la inhumana vida como prisionero que llevó y como fue testigo de las salvajadas y asesinatos en masa que Eduard Roschmann ordenó y en algunos casos el mismo ejecutó. La historia es tan impactante que Peter Miller se pone a investigar por su cuenta para ver que fue de Roschmann. En un principio todo apunta a que murió, pero la sorpresa viene cuando despues de varias pesquisas y preguntas se acaba enterando de que  Eduard Roschmann está todavía vivo. Un amigo de Salomon es el que le proporciona la información y pese a no tenerlo del todo claro, sus dudas se disipan cuando un hombre misterioso le amenaza abiertamente para que no siga investigando. Esa amenaza, y el testimonio del amigo de Salomon, son la prueba irrefutable de que el criminal de guerra todavía anda suelto.


Peter ahora sabe que para dar con el paradero de Roschmann no va a ser fácil, con el cambio de identidad buscarlo se convierte en una tarea titánica. Necesita ayuda. Esa colaboración le llegará después de llamar a muchas puertas y recibir muchos noes, ya que parece que las autoridades de la nueva Alemania no están por la labor de remover el pasado. Al final, consigue una entrevista con el más famoso y experto caza nazis: Simon Wiesenthal. En ese encuentro Wiesenthal le cuenta a Peter todo lo que sabe acerca de Roschmann. Y tambien le advierte que detrás de los nazis huidos esta la poderosa organización ODESSA. Peter tiene que andarse con ojo, porque aunque el no lo sepa, la organización ya ha extendido sus tentáculos con la intención de eliminarlo del mapa...



Después de la frenética lectura de esta sobresaliente novela dan ganas de seguir leyendo a Frederick Forsyth, y puede ser que me salga de mis habituales lecturas "viejunas" y me haga con un ejemplar de la última novela que acaba de publicar hace unos días: La lista.

Bueno, lo vuelvo a recalcar para que veáis lo muchísimo que me ha gustado: es una novela excelente, pese a que literariamente hablando no sea extraordinaria.


Nota

9/10







5 comentarios :

  1. A mi me pasó algo muy parecido con "La alternativa del diablo" de Forsyth. Mi papá me lo dio a leer cuando yo tendría 15 años. Me dijo: "Es el mejor libro que lei". Yo lo empecé 3 veces y lo dejé... me parecía aburrido. Luego, al ser mas grande lo empecé nuevamente y no pude parar! Es hermoso! Y la sensación es esta misma que describís con Odessa. No poder parar de leerlo y salir a ver si todo eso es cierto...
    Que lindo leer este post. Muchos recuerdos...

    ResponderEliminar
  2. Lei este libro hace muchísimo tiempo, pero es verdad que si algo recuerdo de él (además de haberlo leído también en modo enganche ON) es esa sensación de cuánto había de ficción y cuánto de realidad en la novela. Me suena que había versión cinematográfica, con Jon Voight... (voy a mirar).

    Gracias y un saludo

    ResponderEliminar
  3. Pues no he leído nada del autor y eso que tengo un par de libros de él en casa. Voy a repasar mi estantería y a lo mejor me encuentro con la sorpresa de tener este libro que recomiendas. LO anoto.

    Bs.

    ResponderEliminar
  4. Es el tipo de libro que me suele gustar. Más que nada por el tema que trata: aunque esté tan trillado. Yo también soy de las que, si tengo dudas, me pongo a investigar sobre algo relacionado con el libro que estoy leyendo, que quiera aclarar.

    ResponderEliminar
  5. Hace poco me topé con "El Emperador" una colección de cuentos de Mr. Forsyth en la que abandona por un rato sus obsesiones por la intriga internacional y en este... Sí... Hace despliegue de originalidad, oficio literario y de un humor poco común. (Como en el que da titulo al libro, una lograda vuelta de tuerca a "El Viejo y El Mar" de Hemingway. Se los recomiendo. Saludos Cordiales!!!

    ResponderEliminar