5 de septiembre de 2015

Guía mundial de lecturas (I) AMÉRICA







Desde que volví de vacaciones (más o menos a mediados de agosto) llevo preparando una lista de libros ambientados en los distintos países del mundo. La lista ya la tengo completa, pero es tan extensa (son 195 países reconocidos oficialmente) que lo que he hecho es agrupar a los países por continentes. En esta primera entrega vais a ver los libros que he elegido para el continente americano.

El propósito de la lista es el de encontrar lecturas ambientadas en los diferentes países del mundo. La mayor parte de los libros de la lista son novelas. Los libros que he puesto igual no son los mejores, ni los más conocidos, incluso en algún caso seguro que hay otros libros en los que la ambientación de un país o territorio es mucho mejor, pero seguro que entiendes lo que he querido hacer.

La dificultad de esta lista está en encontrar libros ambientados en países pequeños. Cuanto mayor es el país es mucho más sencillo, hay miles de libros ambientados en Estados Unidos, México o Colombia, pero en las islas más pequeñas del Caribe la cosa se complica enormemente.

Varios son los países que me han dado trabajo, pero el que más me ha costado ha sido Granada. Si tiras a buscar libros ambientados en Granada, te salen unos cuantos, pero no de Granada como país, sino como la ciudad española del mismo nombre. Al final tuve suerte y sin saber muy bien cómo apareció un libro de Cristobal Colón para echarme un cable.

San Vicente y las Granadinas y San Cristóbal y Nieves también han sido dos huesos duros de roer, pero al final lo he solucionado con dos libros que transcurren por esos lares.

A continuación tienes la lista con los 35 países que forman el continente americano y sus libros. He puesto un resumen de cada libro y la portada para que tengas una idea aproximada de que va cada libro.



Libros ambientados en todos los países de AMÉRICA
.


Antigua y Barbuda 
Mi hermano, de Jamaica Kincaid


Mi hermano es el segundo libro de la trilogía familiar que Kincaid comenzó con Autobiografía de mi madre y que se cierra con un retrato de su padre en Mr. Potter. La prosa soberbia de esta genial autora se pone al servicio en esta ocasión de la narración de una experiencia real : la muerte de un hermano enfermo de sida. Una lectura dura, que muestra sin complejos destellos de ternura sin caer en la sensiblería, una historia conmovedora que ahonda en la incomunicación de las relaciones familiares y que expone, de un modo contundente, diferentes sentimientos ante la muerte.


Argentina 
Santa Evita, de Tomás Eloy Martínez


Diosa, reina, madre, benefactora, árbitro de la moda y modelo nacional de comportamiento. Santa Evita para unos y para otros una analfabeta resentida, trepadora, loca y ordinaria, presidenta de una dictadura de mendigos. El protagonista de esta novela es el cuerpo de Eva Duarte de Perón, una belleza en vida y una hermosa etérea después del trabajo del embalsamador español Pedro Ara. Un cuerpo del que se hicieron varias copias y que, en su enloquecedor viaje por el mundo durante veintiséis años, trastorna a cuantos se le acercan y se confunde con un pueblo a la deriva que no ha perdido la esperanza de su regreso.

Bahamas 
Bucaneros de Ámerica, de Alexandre O. Exquemelin


Bucaneros de América se publica inicialmente en Amsterdam en 1678, y sólo tres años después aparece la versión española, versión que reproducimos, con las correcciones y el prólogo de Carlos Barral, en esta edición. Exquemelin se embarca en 1666 en el navío San Juan, de la Compañía Francesa de las Indias Occidentales, con la que parte del puerto de El Havre rumbo a la isla de la Tortuga, en el Caribe. El barco en el que viaja cae en manos de los piratas y Exquemelin es vendido como esclavo en Tortuga. Durante el cautiverio aprendió de su amo el oficio de cirujano, y, en calidad de tal, abrazó la Ley de la Costa e ingresó en la congregación de los piratas. Sirvió a las órdenes de piratas tan insignes como L’Olonnais, Morgan o Bertrand d’Oregon hasta el catastrófico desembarco en la costa occidental de Puerto Rico en 1674. Participó activamente en el corso y en los asedios a las plazas de tierra firme: estuvo presente en los dos asaltos a Maracaibo, en las dos tomas de la isla de Santa Catalina y en la toma e incendio de Panamá. Bucaneros de América es la crónica apasionante, narrada en primera persona, de un testigo directo de la vida y hazañas de los piratas del siglo XVII.


Barbados 
Las islas de Barlovento, de Elena Santiago


Londres, 1649. Elisabeth Raleigh, acompañada por su padre, su prometido y su suegro, un acaudalado propietario de ingenios en Barbados, asiste a la decapitación de Carlos I y al inicio del régimen de Cromwell. En el tumulto de la plaza en la que tiene lugar la ejecución se ve separada de sus familiares y a punto está de verse aplastada por la muchedumbre cuando un apuesto caballero la rescata. Se trata de Duncan Haynes, un temerario pirata que surca los mares del Caribe. Este encuentro la convertirá en el centro de una trama de venganza, pasión, traición y aventura. El día de su matrimonio, el destino de Elisabeth quedará sellado para siempre. Los pasos de su nuevo marido la llevarán a la exótica isla, donde su vida sufrirá un giro radical.

Belice 
De héroes, iguanas y pasiones, de Zoila Ellis


De héroes, iguanas y pasiones nos lleva de la mano de personajes vivos, cercanos y terriblemente humanos a través de las penas y las alegrías de la existencia, describiendo, con exquisita sensibilidad, la lucha diaria en situaciones cómicas algunas, otras más dramáticas, pero de un hondo calado humano. Siete relatos que ilustran la compleja y rica sociedad beliceña, nacida del mestizaje de antiguos colonos, esclavos libertos e indios mayas y caribes.


Bolivia 
Raza de Bronce, de Alcides Arguedas


Tiene como tema central la historia de amor entre dos jóvenes indígenas de una comunidad ayrnara. En el desarrollo de la trama va a quedar de manifiesto el despotismo y la crueldad ejercidos por los terratenientes blancos sobre los pueblos originarios del Altiplano. En palabras del propio Alcides Arguedas, en su novela se pinta la esclavitud absurda de los indios, su vida de dolor, de miseria y angustia bárbara. Para buena parte de la crítica Raza de bronce resulta pionera de la corriente indigenista que se instala en el panorama literario latinoamericano de las primeras décadas del XX, Y que alumbra obras tan significativas como el Huasipungo De Alcaza o Los ríos profundos de José María Arguedas, entre otros. Saludada por su bella y poética prosa, con deslumbrantes imágenes que describen la agreste ya la vez exótica geografía del altiplano, la novela posee el mérito de haber dado visibilidad a las tradiciones y cosmogonía de la cultura aymara que se asienta junto al Lago Sagrado de los Incas.

Brasil 
Mi planta de naranja lima, de José Mauro de Vasconcelos


De mayor Zezé quiere ser poeta y llevar corbata de lazo, pero de momento es un niño brasileño de cinco años que se abre a la vida. En su casa es un trasto que va de travesura en travesura y no recibe más que reprimendas y tundas; en el colegio es un ángel con el corazón de oro y una imaginación desbordante que tiene encandilado a su maestra. Pero para un niño como él, inteligente y sensible, crecer en una familia pobre no siempre es fácil; cuando está triste, Zezé se refugia en su amigo Minguinho, un arbolito de naranja lima, con quien comparte todos sus secretos, y en el Portugués, dueño del coche más bonito del barrio. Publicada por primera vez en 1968, Mi planta de naranja lima es la emocionante historia de un niño al que la vida hará adulto precozmente. En esta novela, José Mauro de Vasconcelos recreó sus recuerdos de infancia en el barrio carioca de Bangú con un lirismo y una ternura que cautivaron a los lectores desde su aparición y que la han convertido en uno de los libros más leídos de la literatura brasileña contemporánea.


Canadá 
Mi vida querida, de Alice Munro


El amor, que nos acecha desde el pasado o nos reclama desde el futuro, es el tema central de esta nueva colección de cuentos de la gran Alice Munro. ¿Bastan un beso robado, la sombra furtiva de una mujer, una borrachera de media tarde o las preguntas arriesgadas de una niña para conformar un mundo que tenga peso propio? Si quien escribe es Alice Munro, un simple adjetivo sirve para transportarnos al lugar donde nacen los sentimientos y las emociones. Los personajes de estos relatos lidian con la duda, el dolor y la decepción sin más recursos que su propia humanidad.

Chile 
La casa de los espíritus, de Isabel Allende


La casa de los espíritus narra la saga de una poderosa familia de terratenientes latinoamericanos. El despótico patriarca Esteban Trueba ha construido con mano de hierro un imperio privado que empieza a tambalearse con el paso del tiempo y un entorno social explosivo. Finalmente, la decadencia personal del patriarca arrastrará a los Trueba a una dolorosa desintegración. Atrapados en unas dramáticas relaciones familiares, los personajes de esta poderosa novela encarnan las tensiones sociales y espirituales de una época que abarca gran parte de este siglo.


Colombia 
El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel García Márquez


La historia de amor entre Fermina Daza y Florentino Ariza, en el escenario de un pueblecito portuario del Caribe y a lo largo de más de sesenta años, podría parecer un melodrama de amantes contrariados que al final vencen por la gracia del tiempo y la fuerza de sus propios sentimientos, ya que García Márquez se complace en utilizar los más clásicos recursos de los folletines tradicionales. Pero este tiempo -por una vez sucesivo, y no circular-, este escenario y estos personajes son como una mezcla tropical de plantas y arcillas que la mano del maestro modela y fantasea a su placer, para al final ir a desembocar en los territorios del mito y la leyenda. Los zumos, olores y sabores del trópico alimentan una prosa alucinatoria que en esta ocasión llega al puerto oscilante del final feliz.


Costa Rica 
Pura vida,de José María Mendiluce


Vive en estado puro, ama en estado impuro. Ariadna, una barcelonesa que trabaja en la ONU, pide un traslado a Costa Rica con la intención de cambiar de aires por una temporada. Tiene veintisiete años y quiere vivir. En su nuevo escenario combinará la puesta en marcha de su proyecto de trabajo con una desenfrenada vida social, marcada por todo tipo de excesos.


Cuba 
Tres tristes tigres, de Guillermo Cabrera Infante


Los verdaderos personajes de Tres tristes tigres (el título viene de un trabalenguas infantil cubano) son la nostalgia, la literatura, la ciudad, la música y la noche habanera, que al final comienza a amanecer, lenta y reveladora, y también esa forma actual de arte que parece reunirlas en una sola cosa: el cine.
Una recreación nostálgica de La Habana de 1958, y en especial de su vida nocturna. Un canto a la ciudad, que recrea y mitifica, reescribiendo la historia de la cultura habanera.


Dominica
Autobiografía de mi madre, de Jamaica Kincaid

Autobiografía de mi madre, de Jamaica Kincaid

Una mujer de nombre Xuela nace en Dominica. Su nacimiento coincide con la muerte de su madre y el desentendimiento de su padre, quien le abandona entregándosela a una lavandera. De madre caribeña y padre escocés, Xuela decide no tener hijos. El desamparo inicial de la protagonista marcará el desconcierto con el que a lo largo de su vida asistirá a los momentos más cotidianos. Comparado con la tensión vital transmitida por Camus, este libro nos ofrece un retrato atípico de una mujer que se rebela ante todas las facetas de la existencia.


Ecuador 
Las cruces sobre el agua, de Joaquín Gallegos Lara


La masacre del 15 de noviembre de 1922, se considera una gesta heroica del proletariado ecuatoriano según la tradición socialista ecuatoriana (pese a que muchos de los protagonistas de la huelga eran en realidad artesanos). Fue durante el gobierno liberal de José Luis Tamayo, y realizada por el ejército ecuatoriano aparentemente en respuesta a una jornada de saqueos liderada por algunos huelguistas ese día. Gallegos Lara (que tenía 11 años de edad en los días en que se produjeron estos acontecimientos), militante comunista, traslada a las páginas de la novela a personajes históricos de la vida política del país.

El Salvador 
Tirana memoria, de Horacio Castellanos Moya


Cuando Pericles Aragón, periodista muy crítico con el gobierno de el Brujo, el dictador salvadoreño, es arrestado y entra en prisión, su mujer Haydée decide escribir un diario de los acontecimientos. Sin proponérselo, anotando lo que para ella serían las conversaciones con su marido, el diario irá narrando la progresión de los arrestos, el traslado a la penitenciaría, las prohibiciones de las visitas y, simultáneamente, el entorno familiar y social del matrimonio: las diferencias entre sus padres -uno militar, adicto al régimen, y el otro liberal, opuesto al tirano- y los destinos de sus tres hijos. Se prepara entonces un golpe de Estado. Precisamente Clemen, el hijo disoluto e irresponsable de Pericles y Haydée, es quien protagoniza la otra línea narrativa: el relato de las peripecias de dos fugados conspiradores que tienen que poner tierra de por medio. De esta manera, la novela de aventuras, con momentos desopilantes, alterna con la seriedad y el honesto dramatismo del despertar de la conciencia de Haydée, comprometida con su marido y la causa que representa.


Estados Unidos 
Las uvas de la ira, de John Steinbeck


Distinguida con el Premio Pulitzer en 1940, Las uvas de la ira describe el drama de la emigración de los componentes de la familia Joad, que, obligados por el polvo y la sequía, se ven obligados a abandonar sus tierras, junto con otros miles de personas de Oklahoma y Texas, rumbo a la tierra prometida de California. Allí, sin embargo, las expectativas de este ejército de desposeídos no se verán cumplidas.

Granada
Diario de a bordo (2º,3º y 4º viaje), de Cristobal Colón


Antes de la llegada de los europeos, Granada estaba habitada por los indios Caribes que habían expulsado a los Arawaks, más pacíficos, de la isla. Colón llegó a Granada en 1498 en su tercer viaje al Nuevo Mundo. Llamó a la isla Concepción. El origen del nombre Granada es oscuro, aunque se supone que los marinos españoles la nombraron así por la ciudad de Granada. A comienzos del siglo XVIII, el nombre Granada o la Grenade en francés era usado con frecuencia.

Guatemala 
Los sordos, de Rodrigo Rey Rosa


Los sordos se inicia con dos desapariciones: la de un niño sordo en un pueblo del interior guatemalteco y la de Clara, hija de un banquero rico y amable tirano. ¿Hay alguna conexión entre ambos hechos? ¿Qué papel juegan Javier, amante de Clara y abogado de la familia, los guardaespaldas de Clara y de su padre, y los médicos que dirigen un hospital de prácticas sospechosas? ¿Es posible aún alguna forma de amor y de justicia en medio de la violencia? Un apasionante thriller que es también un retrato implacable de la Guatemala actual.

Guyana 
El árbol  de los sentidos, de Oonya Kempadoo


Lula parece fascinada por el árbol de mango que se alza, ominoso, junto a la casa de su familia en Tamarind Grove, un pueblo en la costa de Guyana. Lula está convencida de que el mango lo sabe todo y lo ve todo, desde los más oscuros secretos hasta los más luminosos misterios, y, en especial, todo lo concerniente al aún insondable enigma del sexo. En este paraíso insular, ahogado sin embargo por las ramas y el follaje asfixiante de la dictadura de Linder Forber Burnham, viven, entre otros, el Tío Joe, un trío de inquietas prostitutas, el libidinoso Iggy DeAbro y la practicante de vudú Tía Ruth. A la sombra del mango, y marcados por la violencia doméstica y los conflictos raciales, todos ellos parecen ajenos a la realidad. Sólo Lula, demasiado ocupada en sus propios asuntos, acaba viendo y comprendiendo todo aquello que el árbol se niega a contarle.


Haití 
El reino de este mundo, de Alejo Carpentier


El reino de este mundo recrea de forma incomparable los acontecimientos que, a caballo entre los siglos XVIII y XIX, precedieron y siguieron a la independencia haitiana. Estimulado por la prodigiosa historia original y valiéndose de un magistral dominio de los recursos narrativos.


Honduras 
La Costa de los Mosquitos, de Paul Theroux


Allie Fox, genio autodidacta, inventor visionario y fanático adversario del american way of life, mantiene despóticamente a su familia bajo la fascinación de sus extravagantes ideas e iniciativas. Una mañana, harto de lo que él llama civilización, decide partir hacia un misterioso destino. No será hasta más tarde, ya embarcada en un carguero atiborrado de plátanos, cuando la familia conocerá el fin que le espera : La Costa de los Mosquitos, en Honduras, donde empezará para ella una aventura delirante. En la azarosa lucha por construir y sostener la disparatada utopía del padre, crece el sutil enfrentamiento entre éste y su hijo, verdadero narrador de un viaje que pocos podrán olvidar. A pocos se les escapará en La Costa de los Mosquitos el homenaje al Robinson Crusoe y a Daniel Defoe, su creador, aunque el estrafalario personaje de Theroux, Allie Fox, contrariamente a Crusoe, se niega obstinadamente a volver a casa, al mundo civilizado.


Jamaica 
Pao, de Kerry Young


Kingston, 1938. El joven Pao llega a Jamaica huyendo de la guerra civil china y dispuesto a convertirse en el padrino de Chinatown, tomando el relevo de su propio tío. Pero le falta madera de Don Corleone. Sus chanchullos son de poca monta, y la protección que ofrece, innecesaria. Él es un tipo sensible que cuando no lo reclaman sus negocios se refugia en la sabiduría milenaria china. Con los años, la brecha entre sus intereses y su trabajo se hace más profunda. Llegan los disturbios de 1960, Jamaica camina hacia la independencia, y el padrino de Chinatown va a la deriva…


México 
Pedro Páramo, de Juan Rulfo


Pedro Páramo es una de las obras maestras de la literatura hispanoamericana. La novela cuenta cómo el protagonista, Juan Preciado, va en busca de su padre, Pedro Páramo, hasta el pueblo mexicano de Comala, un lugar vacío, misterioso, sin vida. Allí, el joven descubrirá que toda la gente del pueblo se llama Páramo, que muchos de ellos son sus propios hermanos, y que Pedro Páramo está muerto. Estamos, pues, ante una novela misteriosa y fantástica cuya atmósfera envuelve al lector y los transporta a un territorio mágico de sorprendentes ramificaciones.


Nicaragua 
El cielo llora por mí, de Sergio Ramírez


El inspector Dolores Morales y el subinspector Bert Dixon, antiguos guerrilleros y miembros del Departamento de Narcóticos de la policía nicaragüense, investigan la desaparición de una mujer. Las únicas pistas son un yate abandonado en la costa, sospechoso de transportar drogas, un libro quemado y una camiseta ensangrentada. El caso se agravará tras la aparición de varios cadáveres, entre ellos el del principal testigo. En una Managua caótica y ardiente los protagonistas tendrán que enfrentarse con valentía y humor, no sólo a los poderosos cárteles de Cali y de Sinaloa, sino a antiguos compañeros de insurrección que se han adaptado mejor a los tiempos y han traicionado sus viejos ideales. El cielo llora por mí es una novela policíaca narrada con tensión e ironía, una visión ácida de una sociedad en la que las fuerzas del bien son a veces las fuerzas del mal y en la que Sergio Ramírez hace un colorido y esperpéntico retrato de un mundo de narcos, crímenes, corrupciones y abusos de poder.


Panamá 
Un camino entre dos mares, de David McCullough


El cruce entre dos mares narra la historia de los hombres y mujeres que lucharon contra todos los contratiempos para cumplir el sueño, durante cuatrocientos años, de construir un paso acuático entre los océanos Atlántico y Pacífico. Es un relato de asombrosas proezas de ingeniería, logros médicos colosales, juegos de poder político, éxitos heroicos y fracasos trágicos. Con su notable don para realizar una exposición lúcida y realista, McCullough teje los diversos hilos de este acontecimiento memorable para convertirlo en una narración apasionante.


Paraguay 
Hijo de hombre, de Augusto Roa Bastos


Esta novela plasma el mundo trágico del hombre paraguayo durante el período de la dictadura de José Gaspar Rodríguez de Francia. Con un estilo periodístico, el autor muestra el cuadro sombrío de la pobreza provocada por el abuso de poder para ofrecernos una realidad matizada por la imaginación más cruda y delirante, que convierte al lector en testigo real de su anécdota. La exuberancia del medio y del hombre americano descrita por Roa Bastos, convierten a esta novela en lectura obligada para quienes aman la autenticidad y la dignidad humana.


Perú 
Conversación en la Catedral, de Mario Vargas Llosa


Zavalita y el zambo Ambrosio conversan en La Catedral. Se encuentran en Perú, durante el ochenio dictatorial del general Manuel A. Odría. Unas cuantas cervezas y un río de palabras en libertad para responder a la palabra amordazada por la dictadura. Conversación en La Catedral es algo más que un hito en el derrotero literario de Mario Vargas Llosa: es un punto de referencia insoslayable, un dato fijo en la historia de la literatura actual.

República Dominicana 
La Fiesta del Chivo, de Mario Vargas Llosa


En La Fiesta del Chivo asistimos a un doble retorno. Mientras Urania Cabral visita a su padre en Santo Domingo, volvemos a 1961, cuando la capital dominicana aún se llamaba Ciudad Trujillo. Allí un hombre que no suda tiraniza a tres millones de personas sin saber que se gesta una maquiavélica transición a la democracia. Vargas Llosa, un clásico contemporáneo, relata el fin de una era dando voz, entre otros personajes históricos, al impecable e implacable general Trujillo, apodado el Chivo, y al sosegado y hábil doctor Balaguer (sempiterno presidente de la República Dominicana). Con una precisión difícilmente superables, este peruano universal muestra que política puede consistir en abrirse camino entre cadáveres, y que un ser inocente puede convertirse en un regalo truculento.


San Cristóbal y Nieves
El árbol del viajero: un viaje por las Antillas


Patrick Leigh Fermor, el viajero ideal -culto, inquisitivo, con un fino sentido del humor y un interés genuino por todo lo nuevo- nos relata la experiencia de su odisea personal por el Caribe en los años 40. Fermor recorre la larga cadena de islas antillanas en barco de vapor, de vela, en avión y a pie, tomando nota de los detalles más pintorescos de la vida cotidiana, del paisaje y de las costumbres de los habitantes.

San Vicente y las Granadinas
Cuentos y leyendas del caribe, de Luis Rafael


Las Antillas, gracias a las aportaciones de las decenas de pueblos que pasaron por ellas, es una de las zonas del mundo que poseen un caudal mucho más preciado que el oro tan perseguido por conquistadores, colonizadores y piratas: el de la riqueza de sus innumerables mitos y leyendas. En definitiva, el caudal de esa mezcla de realidad y ficción que hacen al Nuevo Mundo hijo y fruto de lo real y de lo maravilloso.

Santa Lucía
Pleno verano, de Derek Walcott


Derek Walcott, galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1992, se ha distinguido por empaparse en distintas aguas, sean las del Caribe o las del mar Egeo, de donde han surgido los más grandes poemas de la historia. Esta antología, traducida por José Luis Rivas, recoge una selección de su obra desde 1946 a 2004, que muestra a un Derek Walcott poseedor de una visión universal y lo sitúa como una de las voces esenciales de nuestro tiempo. En la poesía de Walcott dialogan Homero, Helena, Juan de Patmos, una camarera de Grecia, el sonido de los tambores de Santa Lucía, la pintura de Tiepolo, los escombros del Partenón, las figuras entre las cenizas de Pompeya, el teatro de Seamus Heaney, el pensamiento de Octavio Paz y el de Brodsky.


Surinam 
El reino del azahar, de Linda Belago


En El reino del azahar, Linda Belago narra el emocionante destino de una mujer en el convulso periodo de la colonización. Una maravillosa novela que lleva al lector de la vieja Holanda a la exótica Surinam, y que contiene todos los ingredientes necesarios para crear con éxito una novela de evasión: una historia cautivadora y un paisaje tropical, bello y exuberante.


Trinidad y Tobago 
La pérdida de El Dorado, de V.S.Naipaul


Naipaul nos cuenta la pequeña y gran historia de su isla natal: Trinidad. Desde los primeros tiempos de la Conquista, Trinidad fue punto de partida para las alocadas y sangrientas expediciones españolas en busca de la mítica Ciudad de Oro. Fue también territorio de combate para las ambiciones coloniales de Inglaterra, que no se detuvo hasta hacerse con el poder en la zona aprovechando los trastornos que dieron lugar, a principios del siglo XIX, a las guerras de independencia de las colonias españolas en América. Naipaul aclara todos aquellos acontecimientos marcados por la sangre que habrían de determinar el destino de sus actuales habitantes.


Uruguay 
La tierra purpurea, de W. H. Hudson


La tierra purpúrea de los muy pocos libros felices que hay en la tierra, en palabras de Borges—narra el vagabundeo forzoso de un inglés por la convulsa Banda Oriental (el actual Uruguay) y su esperado regreso a Buenos Aires. Considerada unánimemente la obra cumbre de Hudson, la obra llevaba en su primera edición, la de 1885, el elocuente título de La tierra purpúrea que perdió Inglaterra (acortado luego por voluntad expresa del mismo autor): ésta es la descripción humana de un mundo perdido, tan epifánico en su dimensión mítica cuanto soñado, a la que Borges llamó el venturoso acriollamiento de Lamb, su conversión gradual a una moralidad cimarrona que recuerda un poco a Rousseau y prevé un poco a Nietzsche.


Venezuela 
Doña Barbara, de Romulo Gallegos


Doña Bárbara, en la que la llanura venezolana es el personaje central, es su obra de mayor éxito. En ella dramatiza el conflicto entre civilización y barbarie que a su parecer definía el ser de Venezuela y su realidad. El final feliz simboliza un futuro esperanzador para el país.






De la lista solo he leído un par de libros, eso si, ambos sobresalientes: El amor en los tiempos del cólera, de García Marquez y Las uvas de la ira, de Steinbeck. Así que, como puedes observar, no es que sea muy conocedor de la literatura americana, pero seguro que gracias a esta lista (ya hay varios títulos que me han hecho gracia) descubro alguna lectura.


La próxima lista será la de los países africanos. En unos días la pongo.

Bueno, pues eso es todo. Espero que te guste la lista. Si tienes alguna sugerencia para algún país en concreto, puedes ayudarme a mejorar la lista dejando tu sugerencia en los comentarios.



También te puede interesar:

Guía Mundial de Lecturas (II) ÁFRICA
Guía Mundial de Lecturas (III) EUROPA
Guía Mundial de Lecturas (III) EUROPA
Guía Mundial de Lecturas (IV) ASIA


14 comentarios :

  1. Es increíble la cantidad de novela americana que existe y se conozca mayoritariamente la norteamericana. Debido a la publicidad claro está y porque la moda va por ahí. Pero hay montones de autores bajando hacia el sur, no hay que quedarse únicamente con Allende, Vargas Llosa o García Márquez. Por ejemplo no conozco la mayoría de las novelas de esta lista, me hace ver lo poco que conozco de la literatura de este continente. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Madre mia, qué trabajazo David!!! Hay algunos países que no sabía ni que existían, jaja

    UNa buena lista para algunos retos :) Gracias.

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Que gran trabajo, yo hice algo parecido, pero con aportes de los blogueros... y para mi reto de Viaje con los libros es genial...
    Me llevo algunos apuntados que no conocía, pero tiene una pinta genial..
    Enhorabuena otra vez por ese trabajazo que siempre nos das!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Qué buena lista!

    Mi único comentario es para el caso de México, porque Pedro Páramo fue justo el libro que se me vino a la mente y es que es un librazo. Además de que de ésta lista, es el único que he leído xD

    ResponderEliminar
  5. Uf, muchas garcias por este post, me encanta!!!!! Gracias por todo el trabajo que has hecho. Algunos me los he leído ya y otros quiero hacerlo. "Mi planta de naranja-lima" es tan precioso que me gustaría que se lo leyera más gente. El otro día estuve apunto de empezar ese de Teroux, pero me rajé y empecé a otro autor.

    ResponderEliminar
  6. No puedo encontrar en digital el libro de Naipul

    ResponderEliminar
  7. No he leido ninguno de esos libros pero tampoco me llaman especialmente. Menudo curro recopilarlos todos aqui.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Excelente trabajo de investigación, para variar, me encanta!
    gracias por el post
    un saludos

    ResponderEliminar
  9. Muy interesante, excelente la lista. La guardo para un futuro :)

    ResponderEliminar
  10. Magnífico trabajo, David. Es una recopilación muy cuidada. Se nota mucho la labor de documentación: averiguar qué obras son importantes o las más sobresalientes de cada país no es fácil. Muchas gracias por acercárnoslas. He apuntado bastantes (merecen la pena). Gran trabajo. Estoy deseando ver los siguientes de esta extensa lista por continentes. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Quiero mencionarte dos: Uno lo he leído, el otro aun no. Ambos están ambientados en la selva amazónica (uno en Brasil y el otro en Colombia).
    El mundo perdido, de Sir Arthur Conan Doyle. Una expedición viene a la Selva Brasileña a comprobar las afirmaciones del Prof. G.E. Challenger sobre la existencia de una meseta donde aun quedan restos de vida prehistórica, entre ellos dinosaurios.
    La Vorágine, de José Eustasio Rivera. Como este no lo he leído, no puedo decirte nada al respecto, sino dejar acá el link hacia Wikipedia.

    https://es.wikipedia.org/wiki/La_vor%C3%A1gine

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpa amigo, El mundo perdido de Sir Arthur, esta ambientado en las selva Amazónica VENEZOLANA y sobre el Tepuy Roraima, emblema de Venezuela.....

      Eliminar
  12. De Panamá mejor estaría El sastre de Panamá, de John Le Carré o la Historia secreta de Costaguana del escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez.
    De Uruguay mejor la tregua, de Mario Benedetti.
    De Argentina preferiría Sobre héroes y tumbas
    Novela de Ernesto Sabato o Misteriosa Buenos Aires Libro de Manuel Mujica Láinez.
    De Brasil, Quincas Borba Novela de Joaquim Machado de Assis o Macunaíma
    Libro de Mário de Andrade.
    De Jamaica me soprendiò mucho tu elección ya que el libro más famoso sobre ese paìs es la novela Ancho mar de los Sargazos de Jean Rhys.
    Por último, de Ecuador, la novela Huasipungo del escritor ecuatoriano Jorge Icaza Coronel, por lo demás muy buena la lista, me gusto mucho tu elección de Pedro Páramo para México, sin duda la mejor novela mejicana, lo de Colombia es indiscutible, también me gusto las que escogisteis para Venezuela (Doña Barbara) Cuba (tres tristes tigre) Perú (conversación en la catedral) y República Dominicana (La Fiesta del Chivo). Felicito al elaborador de la lista, un gran gran trabajo.

    ResponderEliminar
  13. Mi planta naranja lima es hermosooooooooo

    ResponderEliminar