15 de junio de 2016

Un cadáver en la biblioteca, de Agatha Christie


Título original: The body in the library
 Traductor: Guillermo López Hipkiss
Editorial: Molino
Género: Novela Negra
Páginas: 253
Publicado en 1942
Ambientada en la campiña inglesa



Resumen

Los Bantry son un matrimonio que viven en St. Mary Mead, un apacible pueblo de la campiña inglesa. La calma de los Bantry estalla por los aires la mañana que son despertados a gritos por una de sus doncellas. La muchacha está descompuesta y lo único que es capaz de articular es: ¡hay un cadáver en la biblioteca! Al bajar del dormitorio y entrar en la sala de lectura, la pareja se queda petrificada al ver con sus propios ojos el cuerpo sin vida de una joven.

La pareja no se explica que es lo que puede haber sucedido. Ambos están preocupados porque el deporte nacional por esos lares es el de cuchichear, y o se resuelve pronto el misterio, o enseguida el pueblo se les va a echar encima.

La policía comienza a investigar al matrimonio y su entorno. Lo primero que hacen es tratar de identificar a la víctima. Hay dos personas desaparecidas esa misma noche por los alrededores, pero una de ellas cumple a la perfección, por sus rasgos físicos y la vestimenta, con el cadáver hallado. La autoridad consigue hablar con una mujer que dice ser pariente de una de las desaparecidas. Inmediatamente la llevan a casa de los Bantry para ver si reconoce a la fallecida. La mujer no alberga ningún tipo de duda: es Rubí Keene, un familiar suyo.

La señora Bantry no confía demasiado en el buen hacer de la policía. Cree conocer a alguien más capacitado para resolver el caso. Lo mejor de todo es que no se trata de ningún investigador privado o un detective afamado, sino de una solterona sabelotodo con más años que Matusalén: Miss Marple.

Los métodos de Miss Marple se basan sobretodo en la observación y en su catalogo vital de chismes y anécdotas varias. Según ella, de forma cíclica los comportamientos del genero humano siempre se repiten. Gracias a su experiencia cuenta con ventaja y siempre cree tener una idea aproximada de lo que ha podido suceder.

La policía actúa de otra forma. Mucho más rigurosa y aséptica. Su principal objetivo es el de encontrar el móvil del crimen. Tienen unos cuantos sospechosos y todos salen ganando con la muerte de Rubí. El único inconveniente es que todos tienen coartadas solidas.

¿Tendrá éxito Miss Marple o será la policía quien resuelva el caso? Para saber el desenlace tendréis que viajar hasta la campiña inglesa y rebuscar en el pasado más inconfesable de los sospechosos. Eso si, a las cuatro de la tarde no podéis olvidaros que tenéis una cita, en algunas de las más ilustres casas de St. Mary Mead, con la ineludible hora del té.


Fragmento del libro

Llamaron a la puerta. Automáticamente, desde las profundidades de su sueño, Mrs. Bantry ordenó: «¡Adelante!».La puerta se abrió; ahora oiría resbalar las anillas al descorrer las cortinas. Pero tampoco fue así. De la verdosa penumbra surgió la voz de Mary, entrecortada, histérica: «¡Oh, señora...! ¡Oh, señora...! ¡Hay un cadáver en la biblioteca!». Luego, estallando en convulsos sollozos, salió corriendo de la alcoba.

Mrs. Bantry se incorporó en la cama. O su sueño había ido por derroteros inesperados, o realmente Mary había irrumpido en la habitación y había exclamado que había un cadáver en la biblioteca. «¡Increíble! ¡Fantástico! ¡Imposible...! —se dijo—. Debo de haberlo soñado.»
Incluso mientras se decía eso, se sentía cada vez más convencida de que no había sido un sueño, de que Mary, su perfecta Mary, siempre tan dueña de sí misma, había pronunciado aquellas fantásticas palabras. Mrs. Bantry reflexionó un momento y luego le dio un
codazo a su dormido cónyuge.

—Arthur, Arthur, despierta.
El coronel Bantry gruñó, murmuró algo y se volvió hacia el otro lado.
—Despierta, Arthur. ¿Has oído lo que ha dicho Mary?
—Es posible —dijo el coronel con voz confusa—. Estoy completamente de acuerdo contigo, Dolly.
Y siguió durmiendo.
Mrs. Bantry lo sacudió.
—Tienes que escucharme. Mary ha entrado y dice que hay un cadáver en la biblioteca.


Opinión

En la anterior novela que comenté, os conté que era la primera vez que leía una novela protagonizada por Méndez, el famoso detective al que dio vida Francisco González Ledesma. Ahora me ha vuelto a suceder lo mismo con el famoso personaje de Agatha Christie. Es mi primera Miss Marple y el resultado ha sido satisfactorio. Miss Marple es todo lo contrario al arquetipo de detective, comisario o investigador privado. Es una señora mayor, soltera, perspicaz y observadora. Lo de repartir hostias como panes, como que no va con ella. Tampoco puede salir corriendo detrás de ningún sospechoso y dudo mucho que alguna vez en su vida haya empuñado un arma. Y sin embargo, desde su atalaya, la que le dan los años, es capaz de resolver los casos más difíciles y enrevesados.

La novela está bien. Si acaso es un poco inverosímil toda la parafernalia que lleva asociado el crimen. Al final queda bastante claro en que consistía la cosa, pero en este caso, y mira que normalmente suelo pillar a los malos en los libros de esta autora, me la ha colado de lleno. Es un librito corto y lo devoras en pocas horas. La pega que le voy a poner a este libro, al menos en la edición en la que yo lo he leído (Ed. Molino), es que el traductor ha puesto todos los nombres de los personajes en castellano (menos mal que respetó los apellidos) y suenan ridículos no, lo siguiente.

De Agatha Christie no se que voy a contaros que no sepáis. Si a la escritora británica se la conoce como la reina del crimen es porque no tiene rival. Su dilatada y exitosa producción literaria (cuenta con 66 novelas publicadas y con más de 150 cuentos) así lo atestigua. De Agatha Christie he leído varios libros. De hecho, creo que es la autora (me refiero a mujer) a la que más he leído. En el blog tengo tres reseñas de sus libros por si queréis leerlas: Testigo de cargo (libro de relatos estupendo), Matar es fácil y El asesinato de Roger Ackroyd. La de Roger Ackroyd es de lejos la mejor de estás tres. Es más, es una de las mejores novelas que he leído nunca. Las otras dos novelas que he leído, pero estás hace unos años, fueron: Diez negritos (está casi al mismo nivel que la que comenté de Roger Ackroyd) y Asesinato en el Nilo (que también está bastante bien).


Libros en donde aparece Miss Marple


  • Miss Marple y trece problemas (1928)
  • Muerte en la vicaria (1930)
  • La trayectoria del boomerang (1932)
  • Un cadáver en la biblioteca  (1942)
  • El caso de los anónimos (1943)
  • Se anuncia un asesinato (1950)
  • El truco de los espejos (1952)
  • Un puñado de centeno (1953)
  • El tren de las 4:50 (1957)
  • El misterio de Pale Horse (1961)
  • El espejo se rajó de lado a lado  (1962)
  • Misterio en el Caribe  (1964)
  • En el hotel Bertram  (1965)
  • Némesis (1971)
  • Un asesinato dormido (1976)


Nota: 6.5 sobre 10



5 comentarios :

  1. ¡Hola!

    A ver el libro no estuvo mal y aunque el final no me lo esperaba y hubo alguna cosa que me sorprendió, en general me dejó más fría que otros que he leído de la autora. El de Roger Ackroyd está genial, cremita. Sin embargo mis favoritos son los dos primeros que leí de la autora, Diez negritos y Asesinato en el Orient Express.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  2. Es uno de mis favoritos con miss Marple. El problema de esa edición es que si la pillas de los años 60-70 los nombres propios están castellanizados pero hay ediciones de los 80 que dejaron de hacerlo. Jane Marple es uno de mis personajes preferidos, he leído todos los libros que protagoniza. Tienes que probar Némesis y El espejo se rajó de lado a lado, son de los mejores. Yo también tengo varias reseñadas y quiero cuando tenga tiempo organizarlas e ir subiéndolas poco a poco las que me faltan.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan los libros de Agatha Cristhie, sobre todo los de Mis Marple. Este es uno de mis favoritos.

    ResponderEliminar
  4. No me gusta esta autora, dejo pasar el libro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola!! Este fue el primero libro de Agatha Cristie que lei en mi vida, me llamó la atención en cómo desvirtua los sospechosos haciendonos creer que no son con cuartadas muy creíbles, es de esos libros entretenidos, saludos

    ResponderEliminar