22 de septiembre de 2016

Dios salve al muchacho, de Robert B. Parker



Título original: God save the child
Traductor: V. M. García de Isusi
Editorial: RBA
Género: Novela Negra
Páginas: 217
Publicado en 1974


Resumen

Kevin es un muchacho de catorce años que lleva desaparecido unos días. Los padres del menor contratan a Spenser, que trabaja como detective privado, para que lo encuentre. Lo que en un principio parece una chiquillada o una fuga voluntaria, pronto se convierte en algo peor. A los pocos días llega una nota pidiendo un rescate por el chaval. Por suerte a los padres dinero no les falta, y pese a que la policía y el detective se niegan a pagar, los progenitores acaban imponiendo su voluntad. Cuando quedan con el secuestrador para la entrega del dinero. La policía y Spenser tienden una trampa para detener al extorsionador, pero todo sale de forma contraria a lo que habían preparado y el malo consigue huir con la pasta. La cara que se les queda de tontos es antológica. Una vez en casa de los padres, comprueban que el muchacho no aparece por ningún lado, y no han dado instrucciones de donde puede estar.

Mientras, Spenser empieza a investigar en los círculos más cercanos del adolescente. Así llega a la conclusión de que puede que la fuga haya sido voluntaria y lo suyo sea un secuestro fingido. Por lo que se ve, tiene un amigo culturista (un hombre ya adulto) que es un mal bicho que no veas. Y el caso es que todo se acaba de joder de lo lindo, cuando aparece muerto el abogado de la familia en casa de los padres.


Así comienza Dios salve al muchacho


Si te reclinabas bastante en la silla y estirabas el cuello como una cigüeña, podías ver el cielo desde la ventana de mi oficina, de un azul como el de la cerámica de Delft, sin nubes y tan brillante que parecía sólido. Era septiembre, el día después de la fiesta internacional de los trabajadores y probablemente en alguna parte el maíz estaba tan alto que se podría esconder un elefante en él. Hacia esa temperatura con la que un borrachín podría dormir en un portal sin pasar frió.

-Señor Spenser, ¿nos está prestando atención?
Volví la cabeza y miré a Roger y Margery Bartlett.
-Sí, señora -respondí-. Decía usted que nunca antes han tratado con un detective privado pero que se encuentran en una situación desesperada y que no creen que les quede otra vía. Casi todo el mundo que viene dice lo mismo.
-pues es la verdad -apostillo ella. 


Mi opinión

Es un libro incomodo. Con un lenguaje feo y faltón. La mujer, la madre del muchacho, es una zorrona desquiciada que está para que la encierren. El padre, es el calzonazos mayor del reino. Spenser, el detective, es una mezcla de listillo, con algún que otro toque misógino en el que tambien se advierte ínfulas de caballero medieval. Es una novela correcta, pero que adolece de falta de ritmo y de verosimilitud. La trama tampoco es que sea nada del otro jueves. La relación tormentosa de los padres del muchacho no puede ser más trasnochada y sobreactuada. Bueno, parece que estoy dejando más o menos claro que no me ha gustado. Siendo sincero creo que es el peor libro de lo que llevo de año, pero no es tan malo como para no terminarlo. De hecho, este año me he dejado 4 o 5 libros por la mitad (por malos, aburridos o lo que sea) y este me lo leí en tres ratos. De este autor no había leído nada y de momento lo voy a poner en la lista de los prescindibles. Pues bien, eso es todo. Si a mi que soy un enamorado de la novela negra americana no me ha dicho nada esta novela, si no eres muy fan del género ni te arrimes a este libro.


Spenser, detective privado

Existe una serie de televisión basada en las novelas del investigador Spenser de Robert B. Parker. La serie, producida por John Wilder en asociación con la Warner Bros. Television, se emitió a finales de los 80 y por lo que se ve tuvo buena acogida. En 1988 la serie llegó a España y se emitió por Tv2. Yo en esa época tenía 10 años y como que no recuerdo muy bien si llegue a ver algún capitulo. Os pongo la cabecera por si algún viejuno/a (entre los que me incluyo) se acuerda de haberla visto.









Mi nota 

5 sobre 10


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada