10 de noviembre de 2013

Al Servicio Secreto de Su Majestad, Ian Fleming


Editorial: Aymá
Género: Novela negra
Traducción: María Luz Mejía
Páginas: 269
Publicado en 1963




Resumen



James Bond se dirige al Casino Royale les Eaux, cuando una muchacha en un Lancia blanco lo rebasa, por lo que decide perseguirla, teniendo la disyuntiva de si la sigue o se dirige al Casino. Finalmente, la chica se dirige también a Royale, por lo que su problema es resuelto. Bond descubre que la mujer es la condesa Teresa di Vicenzo. En una partida de apuestas, ella hace una, pero pierde, y no tiene el dinero para pagar. Bond dice que ella y él estaban asociados, por lo que el problema es resuelto. Ante esto, ella accede a pasar la noche con él. Después Bond la sigue pensando que se va a suicidar, pero son `capturados` por los hombres del líder de la Unión Corse Marc-Ange Draco, quien le dice a Bond que es el padre de Tracy (Teresa), y le comenta que ella pasa por un momento crítico, y le había enviado una nota de suicidio, mencionándole que conoció a un hombre llamado James Bond que tal vez le hubiera ayudado a arreglar las cosas.  Marc-Ange le ofrece a Bond que la corteje, y si se casa con ella, le dará de dote un millón de libras en lingotes de oro. Bond le dice que accederá si le da la ubicación de Ernst Stavro Blofeld, líder de SPECTRA, quien está desaparecido desde la Operación Trueno.



Fragmento del libro



Las tres mesas sólo ocupaban un alejado rincón de aquella vasta sala, baja de techo, amueblada y decorada con todo lujo. Bond se sintió súbitamente cansado y agotado. De pronto comprendió el motivo de aquel cansancio: se hallaba ante el papel más difícil de toda su carrera. El enigma de Blofeld y del Piz Gloria estaba poniendo a prueba la resistencia de sus nervios. ¿Qué diablos haría Blofeld en realidad? ¿Qué estaría tramando? Muy seguro tenía que estar aquel hombre de que podría seguir instalado allí con toda tranquilidad, puesto que había invertido en aquella empresa lo menos un millón de libras esterlinas, aun dando por supuesto que hubiera contraído un gravamen hipotecario sobre el teleférico.


Opinión


Leer este libro ha sido para mi toda una sorpresa ya que soy un fan incondicional de las películas de Janes Bond y todavía no había leído ninguna de sus novelas. Para que os hagáis una idea de mi frikismo con respecto a la saga Bond, os comento que no es que haya visto las 23 películas oficiales varias veces (y la de Nunca digas nuca jamas, que aunque no sea oficial también se debería incluir), es que la colección completa fue el regalo de cumpleaños que me hizo mi mujer el año pasado. Un segundo, miento, que me falta tener una copia de Skyfall (2012) porque se estreno un mes después de mi cumple.
Volviendo al libro, "Al Servicio Secreto de Su Majestad" es una novela dinámica, muy descriptiva y con una dosis importante de acción. Puede que esté algo desfasada, pero no creo que resulte un inconveniente a la hora de leerla. Lo mejor de todo es que el personaje de Bond no tiene nada que ver con la imagen que se da de el en el cine. Su famosa frase a la hora de pedir una copita: vodka martini, agitado, no revuelto, no es que no aparezca por ningún lado, es que en el libro bebe whisky y bourbon. En la novela nos encontramos con un Bond enamorado hasta las trancas de una joven condesa, muy lejos de la imagen de mujeriego que siempre se le asocia en la gran pantalla. Sus gadgets tecnológicos, esos inventos que le proporciona Q, no se de donde han salido, porque más allá de un reloj con un cable extraible de acero, brillan por su ausencia. Podría extenderme más con las diferencias del Bond literario y el Bond televisivo, pero la principal diferencia es que el de los libros resulta más creíble y humano, no es ese superdotado y repelente sabelotodo, de hecho, es un espía bastante normal. Otra cosa que también he podido comprobar, gracias a que me di una vuelta para informarme por los otros títulos de las novelas de Ian Fleming, es que Al Servicio Secreto de Su Majestad es la película más fiel al libro, por lo que se ve en las otras novelas la adaptación cinematográfica difiere bastante del libro original.

El argumento gira en torno al malvado líder de SPECTRA: Ernst Stavro Blofeld.
Bond lleva un año entero detrás de él y no consigue dar con su paradero. A raíz del encuentro fortuito con la condesa Tracy, nuestro agente del MI6 conoce a su padre: Marc-Ange Draco. Draco resulta ser el líder de la Unión Corsa, una organización mafiosa con tentáculos en todo el mundo y este le proporciona, mediante un pacto previo con Tracy de por medio, la más que probable localización de Blofeld en Suiza. El servicio secreto británico se entera de que Blofeld está en contacto con el colegio de Colegio de Armas de Su Majestad, porque insiste en que le reconozcan como el conde Balthazar De Bleauchamp, y mandan a la guarida de Blofeld al agente 007, suplantando a un eminente genealogista llamado Sir Hillary Bray,  para comprobar si se trata realmente de la persona que andan buscando. De ser ese el caso, la misión de Bond es secuestrarlo para que rinda cuentas ante las autoridades de la Corona Británica...

Si tenéis curiosidad por conocer al Bond original, el de los libros, y os apetece unas vacaciones sangrientas por los Alpes suizos, dadle una oportunidad que creo que os gustará.



Nota

7/10


Si queréis comentarme o añadir algo, estaré encantado de contestar vuestros comentarios.


4 comentarios :

  1. Pues apuntado queda. También soy fan de las pelis y no he leído los libros. También tendré que empezar a hacerlo :-) Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Meg. Yo esperaba algo bastante flojillo y sin sustancia y estaba equivocado por completo. Mi idea es ir leyéndome algún otro titulo en un futuro no muy lejano.
      Muchas gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Lee Casino Royale..! resulta un tanto mas fría la actitud de Bond en cuanto a las féminas xC

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Johnny. Dos motivos tengo ahora para leerla: el que me acabas de dar tu y que se trate de la primera novela con Bond como protagonista.
      Saludos y gracias por comentar.

      Eliminar