8 de diciembre de 2013

El gran cazador de las praderas, de Emilio Salgari

Edición de 1970
Editorial: Gahe
Género: Aventuras
Páginas: 154
Traductor: ¿?
Ilustraciones de Luis Vigil
Publicado en 1900

Resumen y opinión

Bennie y Back son dos cawboys que andan por las praderas americanas cuidando el ganado de un importante empresario. Un buen día,  nuestros dos experimentados vaqueros se quedan de piedra cuando contemplan horrorizados el salvaje ataque al que ha sido sometido una caravana con un grupo de colonos, por parte de una tribu local de indios que se autodenominan como Los Panzudos. Pese a que los dos jinetes llegan demasiado tarde para echar una mano, comprueban como incomprensiblemente uno de los viajeros a salvado la vida. El superviviente está magullado, herido y le han arrancado salvajemente la cabellera, pero sus heridas no son mortales de necesidad. El colono resulta ser un italiano. Este le cuenta a nuestros héroes que se dirigían a Alaska, cuando sin mediar palabra, los indios han arremetido contra ellos. Pero la peor noticia está todavía por venir.
Resulta que en la caravana también iba un joven, el sobrino del superviviente, y no aparece por ningún lado ni vivo ni muerto. Mientras los dos vaqueros curan las heridas del colono, descubren a un indio merodeando cerca del lugar del crimen. El indio resulta ser un miembro destacado de Los Panzudos. Como saben de la debilidad de los pieles rojas por la bebida le sirven con abundancia Agua del Diablo (así es como llamaban los indios al whisky) para sonsacarle a Cola Abigarrada por qué han atacado el convoy y qué le ha sucedido al muchacho.
El indio, una vez ha cogido una cogorza de campeonato, cuenta que al joven lo han hecho prisionero y se lo han llevado al poblado de Los Panzudos. A partir de ese momento, Bennie tiene claro que la única manera de que le devuelvan al muchacho es mediante un trueque, por eso sin pensárselo dos veces, hace prisionero a Cola Abigarrada para ver si dialogando con el jefe de su tribu puede conseguir la libertad del muchacho.
Una vez se efectúa el canje, Los Panzudos prometen dejar en paz a nuestros cuatro amigos.
Pero las malas artes de Cola Abigarrada provocan un cambio súbito en la decisión de la tribu india, y cuando nuestros amigos se creían a salvo, comienza una espectacular cacería que los llevará a vivir un montón de aventuras en su frenética huida de los tomahawks indios, en busca de la ansiada libertad.

Lo mejor: es un libro entretenidísimo y un canto a la amistad. La descripción que hace de la vida ruda e inhóspita de las praderas es soberbia. También me ha gustado la sencillez del lenguaje y de la historia. Salgari no es que elogie a los indios, pero si que reconoce que el hombre blanco está siendo letal en la desaparición de muchas tribus, y de algún modo, en el libro también explica el porqué de la casi aniquilación del pueblo indio.

Lo peor: lo único que no me ha gustado es el momento en el que nuestros amigos tienen que sustentarse comida. Al menos se comían lo que cazaban, no era un matar por matar, pero queda tan lejos lo de matar un oso para comérselo, que al menos a mi me da repelús.

Nota

7/10


Algunas ilustraciones del libro



 


 


Fragmento 

Los caballos excitados vivamente por los fugitivos, emprendieron de nuevo la marcha rápida por aquel terreno quebrado; pero el de Bennie no tardo mucho en dar muestras de cansancio.
Aunque los de los indios no parecían hallarse en mejor situación, los dos corceles, después de haber hecho un supremo esfuerzo y ganar terreno a sus perseguidores, comenzaban otra vez a perderlo, adelantándose también los del centro, que formaban a la sazón un angulo agudo, cuyo vértice era el propio Cola Abigarrada.



Si quieres comentar o añadir algo, estaré encantado de recibir tu comentario.


Fuente: Las ilustraciones las he tomado prestada del blog Los Tigres de Mompracem

3 comentarios :

  1. Me has hecho recordar mi infancia, animada por Salgari, Verne... Aunque este no pasó por mis manos. Gracias por la reseña y los buenos recuerdos.

    ResponderEliminar
  2. Pues fíjate que creo que nunca he leído un libro de "indios y vaqueros" y eso que cuando era jovencita disfrutaba mucho con las películas de este género, ya sabes, la típicas de John Wayne. Quizás me anime a leerlo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Este es un libro de esos de antes. Me ha llamado la atención, voy a ver! :)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar