25 de febrero de 2014

El Padrino, de Mario Puzo

Editorial: Zeta Bolsillo
Género: Novela Negra
Traductor: Ángel Arnau Casas
Páginas: 480
Publicado en 1969


Resumen

Nueva York, 1945, Don Vito Corleone, uno de los principales jefes mafiosos de la Cosa Nostra, está de enhorabuena: su hija pequeña, Connie, acaba de contraer matrimonio. El día de la boda, es típico entre los sicilianos, pedirle favores al jefe del clan, ya que un siciliano nunca puede rechazar una petición en ese día tan especial. A Don Vito le piden favores de todos los colores y no pone objeción, hasta que otro mafioso, Virgil Sollozzo, le propone protección para comenzar a traficar con droga. El negocio seria redondo para la Familia Corleone, ya que se embolsaría una buena suma por las ganancias, pero el Don se opone en contra de la opinión de Sonny, que es su hijo mayor y de su consigliere Tom Hagen. Don Vito no es ningún santo y le da a todos los palos que puede: juego, prostitución, extorsión... pero goza de protección política y sabe que a sus amigos de las altas esferas, lo del tráfico de estupefaciente no les gustaría un pelo, y acabaría perdiendo sus privilegios y protección. Es después de esa petición rechazada, cuando se rompe la débil tregua entre las Familias de la mafia neoyorquina y comienzan las hostilidades. El Don sufre un intento de asesinato, del que no cabe duda que detrás andas Sollozo. Como represalia, Sonny, empieza una guerra contra todos, pero está tan expuesto que tienen que cambiar de táctica. Mientras, en el hospital que esta ingresado Don Vito se está cociendo algo grande, ya que le han retirado la protección policial y en esas condiciones los enemigos de los Corleone lo tendrían verdaderamente fácil para quitarlo de en medio. Por fortuna para el Don, su hijo Michael que esta de visita en la ciudad, ha ido a verlo al hospital y cuando ve lo que pasa llama inmediatamente al consigliere para que le envíe a unos hombres para proteger a su padre. Los peores presagios de Michael eran fundados, porque había un complot para matar a su padre, con un Capitán de la Policía de Nueva York de por medio.
Aunque al final el intento de atentado queda en nada, se llevan al Don a su casa en Long Island, para que esté más protegido. La Familia tiene claro que debe acabar con Sollozo o él acabara con ellos, y le preparan una trampa junto al Capitán de la policía, en el que el bueno de Michael, deja de serlo, para convertirse en un asesino a sangre fría. El plan resulta un éxito, acaba con los dos hombres, pero un Capitán de la policía de NY no es cualquier asunto, y Michael debe exiliarse a Sicilia durante un tiempo.
Dos años después Michael regresa a los Estados Unidos y debe ponerse al frente de la Familia para vengar la muerte de su hermano Sonny, que ha sido ejecutado mediante un ardid. También debe suceder a un debilitado y envejecido Don que cada día está más agotado para luchar. Michael traza un plan, quiere mudar a la Familia a Nevada y centrarse en los negocios de casinos que tienen en las Vegas, para eso debe pasar un año, en un principio quiere legalizar los negocios e ir dejando el mundo del hampa, pero todo se precipita cuando repentinamente su padre, el gran Don Vito Corleone fallece. Las otras cinco Familias, ven la oportunidad de acabar con los Corleone para siempre, porque consideran a Michael un enemigo débil y sin el talento de su padre, pero lo que no saben las Familias es que bajo el aparente y debilitado Michael, se esconde el Don más feroz y sanguinario de todos los tiempos, ya que consigue acabar con todas ellas y afianzar el dominio de los Corleone, incluso con más poder del que gozó en su día su padre.

El libro en imágenes

Don Vito Corleone

La boda de Connie Corleone

Atentado contra Don Vito Corleone

Michael mata a Sollozzo y a McCluskey

Sonny Corleone acribillado hasta la muerte

La última escena de Vito Corleone con vida
Opinión


Cuando comienzas la lectura de lo que se supone es una obra maestra de la literatura, siempre te embarga una especie de miedo por si la novela no está a la altura de las expectativas, que involuntariamente se han ido formando con el tiempo en tu cabeza. Si os dijera que no me ha gustado, estaría mintiendo, pero aun gustándome no me ha parecido una novela sobresaliente. Veamos, está muy bien, tiene un ritmo narrativo vertiginoso, la historia y la trama es adictiva y la puesta en escena es inmejorable, pero en mi opinión le falta algo. ¿Qué es lo que le falta? No sabría como explicarlo, pero creo que a los personajes les falta más definición. Sin ir mas lejos, las películas que dirigió Coppola con la historia de la familia Corleone como protagonistas, o al menos las dos primeras, si por algo destacan y son consideradas como obras maestras del séptimo arte, es por la espléndida actuación de los principales actores. En las películas Don Vito, Michael y Sonny, parecen otros, aunque son los mismos que en la novela, en la gran pantalla irradian una fuerza y un carácter que resulta embriagadamente amenazante. En cambio en el libro, los personajes me parecen un poco planos y sus matices diferenciadores están como apagados. Bueno, no sé si me estaré explicando bien o como el culo, pero prefiero ser honesto con lo que pienso y no contaros la  típica milonga de que toda la novela me ha parecido extraordinaria. De todas formas, recomiendo que lo leáis, porque en términos generales está bien y es muy entretenido. De una cosa si que estoy convencido, seguro que si habéis leído el libro y habéis visto las películas, coincidiréis conmigo en que por una vez, y sin que sirva de precedente, las películas de El padrino son mejores que el libro de Mario Puzo.


Nota

8/10




6 comentarios :

  1. En general, los libros de temas de la mafia no me gustan mucho, entre otras cosas porque suelen tener muchos personajes y me pierdo entre tantos, y suelen durar tan poco que no me da tiempo a memorizar el papel que tenían o como eran. He tenido este libro muchas veces en la mano y lo he dejado, jajaja. Si como dices son mejores las pelis, quizá es mejor dejarlo estar.

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que la pelicula de Coppola es tan absolutamente magistral que se ha comido el libro. A mi la temática de gangster no suele llamarme mucho, ni en libros ni en la gran pantalla, sin embargo El Padrino está entre las películas que me gusta tener a mano y volver de cuando en cuando. Leí el libro en su momento y el recuerdo es parecido al tuyo, por no decir calcado....

    Gracias y un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi este libro me ecantó, de hecho es una de mis lecturas preferidas. Imagino que precisamente fue por todo lo contario que te pasó a ti y es que llegué a él sin haber visto las películas (de hecho aún no lo he hecho) y de casualidad. Nunca me lo habría leído si no fuera porque me quedé sin lecturas a mano y el libro andaba por casa, algo que agradezco muhco porque me tuvo enganchadísima durante toda la lectura. Para mi es un libro recomendadísimo.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo me esperaba lo contrario, que el libro fuera mejor. He visto las dos primeras películas y me espero mucho de la novela. Aunque ya tengo altas las expectativas, ya por lo menos estoy sobre aviso en cuanto a los personajes.

    ResponderEliminar
  5. Discordo! Achei os livros melhores!

    ResponderEliminar
  6. Yo lo acabo de comprar y ya dentro de poco me dispongo a empezarlo aunque no sé si la culpa de que penséis que las películas de Coppola son mejores que la novela sea por la traducción al castellano de Ángel Arnau y no por Mario Puzo porque he ojeado un poco y en el libro llaman a Fredo(en las pelis): Freddie.

    ResponderEliminar