7 de febrero de 2014

Noche salvaje, de Jim Thompson

Editorial: Plaza & Janés
Género: Novela Negra
Traductor: Jesús de la Torre
Páginas: 236
Publicado en 1953 (1992 en España)



Resumen y opinión



Carl Bigelow llevaba una apacible vida en una pequeña población de Arizona, cuando de repente su suerte cambia drásticamente. Carl es en realidad Charlie Little Bigger, uno de los mayores asesinos de los Estados Unidos. Se le atribuyen al menos 16 muertes y han puesto precio a su cabeza:  43.000 dolares para quien lo delate o de con su paradero. Durante 4 años Carl se ha camuflado y ha conseguido pasar inadvertido, conviviendo con una pareja de ancianos y trabajando en la gasolinera del matrimonio. Sin embargo, uno de los hombres más poderosos e influyentes del hampa neoyorquino ha dado con él. El Jefe tiene un encargo para Carl: tiene que asesinar a Jake Winroy, que es el principal testigo de un juicio que está a punto de celebrarse. Carl no puede negarse porque sabe que en cuestión de horas sería hombre muerto, y pese a que el trabajo no es de su agrado, finalmente acaba aceptando. El caso es que hay muchos intereses de por medio y muchos peces gordos implicados, y el trabajo no se puede hacer de cualquier manera porque seria contraproducente para los acusados en el juicio. Así pues, Carl debe encontrar el momento indicado y ejecutar su misión para que la muerte parezca un accidente. Jake Winroy regenta junto con su mujer una pequeña pensión en Peardale, un pequeño pueblo a unos 100 kilómetros de Nueva York. Para estar más cerca de su objetivo Carl se instala con ellos, con la excusa de que va a empezar a estudiar en la universidad del pueblo. Lo que parece un plan perfecto y milimétrico para estar cerca de su víctima enseguida se complica porque Winroy se huele algo e intenta desembarazarse de Carl. 

El libro está narrado en su totalidad en primera persona, lo que hace que la narración sea ágil y que no cueste nada meterse en la piel de Charlie Little Bigger. La violencia es el tema principal de la novela, pero no aparece de forma explicita, está latente, agazapada, pero notamos la tensión desde el minuto uno. También cabe destacar lo lograda que está la sensación paranoica del protagonista, ya que desconfía de todo el mundo y no sabe de quien fiarse. 

Si bien el libro en su totalidad es bastante bueno, no puedo dejar de mencionar la ida de olla que tiene el protagonista al final de la novela. Cuando todo está meridianamente claro, empieza como a divagar y a tener extrañas alucinaciones que en mi opinión sobran. Me ha pasado lo mismo que cuando leí 1280 almas, también del mismo autor, ya que sucede algo similar con el sherriff que protagoniza la novela. 

Me ha gustado, pero si a la novela le quitas las 10 últimas paginas todavía me habría gustado más. 


Fragmento del libro


Allí estaba ella inclinada sobre el fregadero, con la muleta atrapada bajo su axila, fregando lo que parecía un millar de platos. Según las apariencias, Mrs. Winroy se los tenía reservados desde el día que se ausentó; no sólo los platos sino todos los demás trabajos penosos.Colgué mi chaqueta sobre una silla y me recogí las mangas de la camisa. Cogí un cucharón y empecé a raspar sartenes. No me había mirado desde que entré en la cocina, ni me miró ahora. Pero se puso a hablarme. Le salían las palabras atropelladamente igual que a un niño nervioso recitando un poema que necesita decirlo de prisa para no quedarse cortado.



Nota 

7/10

Si quieres añadir, preguntar o comentar cualquier cosa a cerca del libro te invito a que lo hagas en los comentarios.

4 comentarios :

  1. Me gustó mucho, reconozco que no es El asesino dentro de mi o 1280 almas, que me pusieron los pelos de punta y provocaron que buscara todo lo publicado por este hombre. Pero lo disfruté enormemente
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues no había leído nada del autor y por lo que veo, el estilo de libros que escribe -contando con el que reseñas y los que ha mencionado @Mientrasleo-, me llaman mucho la atención. Probaré con alguno y, si me gusta, seguiré con más del autor, Aunque ese final que comentas ya me empieza a chirriar.

    ResponderEliminar
  3. No sé si me acaba de convencer. Creo que este no es de mi estilo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. No he leído aún nada de este autor aunque tengo varios libros suyos en espera. Tendré que dejarle un hueco.

    Bs.

    ResponderEliminar